miércoles, 1 de mayo de 2013

Otoño por dentro

...Alli, observando las hojas casi amarillas que caían, su ánímo se dejó cambiar por otro, uno de una época inmemorial en que era niño y vivia con melancolía las distintas visiones del otoño, ese recuerdo o ese estado lo ponían cada vez  más triste, pero a la vez lo tranquilizaba, por ello así de quieto dejó que las horas bajen hacía la oscuridad, y el casi ni pensaba en aquel banco de la plaza...