sábado, 10 de agosto de 2013

Ahora... Poesía

La mágica constelación de sensaciones 
era todo 
y era demasiado.
Puede el placer doler y asustar. 
pero encontre el ritmo 
de mi cuerpo y creí 
que eso era todo.
Había entrado al mundo de los placeres
de los adultos, 
y me halago ser hombre 
y poseer 
ese anhelo... 
las mujeres eran...
demasiado 
eran todo 
y eso era la vida, 
el exultante cuerpo de una mujer dibujada,
en papel,
llevada a mi mente. 
Hoy recuerdo la construccion de mi ser 
y era feliz...
hoy ya es distinto 
todo me atrapa, 
y solo el amor puede darme algo.
Los cuerpos 
las fantasias... 
que poco parecen ante el apuro 
el tiempo no para de...
vigilarme.