lunes, 11 de noviembre de 2013

La infancia de mi padre. Poesía.

se decidio por fin a leerla, 
en la áspera y contundente voz, 
emocionada, 
contaba su infancia,
con trazos reales, 
empujando las oraciones con su recuerdo, 
y su amor, 
en la unica infancia que todos tienen, 
es un lugar solo propio, 
axiomático, 
benditamente incuestionable 
donde no hay más que reconocer el destino, 
Mi padre emocionado leía frente a mi silencio calmo,
y repasaba el tiempo en que las cosas son todo, 
y se las venera como la religión, 
la aceptacion de los niños a la forma
de felicidad que les toque, 
es imposible saber cuanto mi padre fue feliz 
entre esos recuerdos, 
pero es acaso una medida por la que un niño vive, 
o solo le importa meterse dentro de su mundo, 
y aprender a supervivir mientras se hace, 
pero fue algo duro para él, 
su llanto freno su lectura de recuerdos y de anecdotas 
que lo ataban a aquello que 
es adorado, 
y se decidio por fin 
a que yo termine de leerla.