sábado, 1 de junio de 2013

Además de causar una buena impresión cuando se dice que es loable pretender cambiar el mundo, y ser en sí una tarea enorme y supone... si solo supone, una rara manera de preocupación por la humanidad lejanamente abstracta, la idea de cuanto se quiere al hombre invisible. Creo que existe algo más oscuro y encubierto, neciamente encubierto... la falta de satisfación en la vida de los alrededores... Ese es al fin el destino obligado del hombre por su condicion, alli si lo consigue sera enteramente bueno y no se perdera en el colmo de una moral que pude hasta vaciarlo...