lunes, 3 de junio de 2013

Miedo..

En el atardecer de cualquier ciudad o en la invariabiliad del campo todo parece acomodarse  a una realidad mental, sino más feliz al menos cobijadora, pero ningún horario puede desbaratar la brusquedad del miedo, ella se expresa sin saltearse ningún instante. 

Gabriel Dancygier