jueves, 4 de julio de 2013

pequeño parrafo. Un hombre contempla a su familia y siente nostalgia de la nostalgia.


Le dio tiempo a la mujer para que abrace a su hija y lloren juntas y quiso que los ojos de la enfermera le digan algo. Ella sonrío y nada más, pero el detectó cuando la joven restregando sus manos en el delantal observó a Paula, que nada estaba demasiado mal. La bala había atravesado por la parte  externa de la cintura, y no lastimo huesos ni ningún órgano, solo tejido. Le costaba moverse y se notaba que realizaba un gran esfuerzo por tranquilizar a su madre. ¿Donde residía el dulce atractivo de Paula? No era exactamente linda pero era tan suave y querible que era fácil imaginar que un abrazo de ella no tendría ninguno de los peros…En su tímida dignidad, todo era blando, suave…El nunca había tenido una mujer así, pero ¿La había buscado? ¿Existían en su medio natural? en el que a pesar de las bondades de muchas de esas mujeres no dejaban de estar salpicadas y consumidas por la competencia y la áspera concentración de todas las mediciones del valor personal. Bueno…. pensó en la suave mirada de Matilde y en lo bien que trataba a cualquier ser vivo pero consensuó con sí mismo, que casi  no pudo disfrutar de esa dulzura.
En cambio las otras…. La belleza, el dinero, la carrera profesional, la edad real y la aparente, la cantidad de amigas…de todo eso hablaban y ¿cuánto escuchaban? Cómo podían  disfrutar la  vida  en esa carrera loca que les hacía creer que ese plan original era el único posible, aunque ¿no miraban sus sencillas infancias y cuánto disfrutaban sus padres junto a ellas?  Su ex mujer era distinta, pero la depresión la sumió bajo una gran bóveda de miedos en los que él habitaba solo para acompañarla cuando ella conseguía una ligera conexión con el exterior. Se acercó un solo paso y saludó con moderación a Paula para no avergonzarla:
-Hola Paula… ¿como estas?- era una calidez técnica pero aun así se percibía su cariño, no tanto por ella, a quien veía muy poco, si no a las de su tipo.
-Y…  no puedo dejar de sentir miedo- hizo un pausa para ajustar algo dentro- …pero no quiero llorar… -cuando encontró la evidente claridad del ventanal ovoide para distraer sus emociones.
- Es solo una herida, es algo incómoda…- no quiso exagerar el optimismo, sabía que no resultaba… pero cómo no había captado que hablaba de otra cosa.
-Ustedes están tan distanciados, tengo miedo por Damián… su cabeza está siempre al límite- y se apreció en su rostro la preocupación de los que aman, de quienes piden por alguien a dios un día entero.
-Bueno hay distintas forma de distancia, estoy acá… todo es bastante fácil en lo legal, el disparó, Damián se encontraba en su propia casa, y el delincuente cayó… fue en la casa de ustedes- y ahí sí, su gesto fue el de una súplica simpática para no preocuparla.
Ella se mantuvo callada y se observaba la herida aunque estaba tapada por una gruesa venda y tenía a su alrededor el color miel de los desinfectantes. Aquí sí se puso serio, se acercó a ella en una franca intimidad y le dijo:
-Paula todo está a favor de ustedes y… esto es importante… no deben intentar esconder ningún hecho cuando les tomen declaración a los dos- Observó al policía aunque a este le importaría muy poco. Para la policía, los jueces, y el sistema  serían los perjudicados, un hombre así delatado por una mandíbula exageradamente extensa siempre estaría de su lado. La parte oscura de todo era que  siempre existe la otra parte. Los muertos, los familiares de los delincuentes muertos, a los que sus hijos se les matan solos, también sienten perjuicio…una ecuación distinta…  piensan con los apremios de sus  biografía apretadas. Después de todo es natural que alguien que nació para el todo o nada se bestialice. Y en todo caso sus familiares no piensan  en lo justo  en un sentido estrictamente lógico,  si no de supervivencia, con un panorama y una moral que considera los trescientos sesenta grados de la alerta, del mismo modo que un animal distingue sus perjuicios y sus resguardos en la selva, y no acude a nada de lo previo, de lo establecido, esta solo…